A VUELTAS CON LA REALIDAD entrevista a Felipe Benítez Reyes.

945621_597259233626753_2019996032_n-300x200


por Pedro S. Sanz.


Ganador de premios de relevancia en el mundo de las letras, Nadal y
Ateneo de Sevilla por sus novelas, Loewe y Nacional de Literatura por supoesía y Premio Julio Camba de periodismo, por citar algunos, Felipe Benítez Reyes (Rota, 1960) es sin duda uno de los autores más valoradosde los últimos años. En sus obras Felipe Benítez se ha revelado como un narrador original e imaginativo, un sagaz benitezreyesfelipe0001crítico del mundo que nos rodea y un poeta de profundo lirismo y elegantes formas. En la siguiente entrevista el autor conversa con El Ático de los Gatos sobre el tratamiento de la realidad en sus novelas, donde la realidad puede ser quimera, y la fantasía se hace real con el poder de sus palabras.

Buscar un espacio intermedio,
la zona de intersección de lo evidente
con lo intuido, de lo visible con lo invisible,
de lo real con lo fantasmagórico
PSS: En su novela Tratándose de ustedes (1992), el protagonista, Arruza, enun momento álgido de la narración, grita una frase que me fascina e intriga apartes iguales: “¡La humanidad no se merece tanta realidad!”
FBR: Es una variante de un verso del primer cuarteto de T.S. Eliot: “El género humano no puede soportar un exceso de realidad”. Creo que Eliot tomó la idea de algún otro autor, aunque no recuerdo de quién. Sea como sea, la realidad puede resultar a veces excesiva. Nuestra percepción de ella tiene que ser por fuerza defectuosa y parcial, porque de lo contrario perderíamos la razón. Sería como vivir continuamente en una especie de pesadilla por­art.
PSS: En sus novelas y relatos, la realidad a menudo se transfigura enmascarada; hay una mezcla de lo real con lo fantástico o improbable, de seres reales, míticos e imaginarios. ¿Es un intento de fuga o una aproximación disfrazada?
FBR: No lo sé. Tal vez una simple estrategia combinatoria, una maniobra narrativa que practiqué sobre todo en mis primeros libros. Ahora ya menos. Soy más realista. Al fin y al cabo, el realismo puede ser una forma más o menos modesta de la fantasía, no una negación de la fantasía. De todas formas, en la literatura de ficción la realidad no suele ser tanto un punto de partida como un punto de llegada
PSS: Ramón Gómez de la Serna afirma en su Prólogo a las novelas de la Nebulosa (1946) que “hay una realidad que no es surrealidad ni realidad subreal, sino una realidad lateral”. ¿Hay en sus obras más de esta realidadlateral de Gómez de la Serna o más esperpento valleinclanesco?
FBR: Eso de Gómez de la Serna está muy bien. Es una idea que apuntó varias veces en sus escritos. Me permito suscribirlo. Se trata, en el fondo, de eso: de buscar un espacio intermedio, la zona de intersección de lo evidente con lo intuido, de lo visible con lo invisible, de lo real con lo fantasmagórico. En cuanto al esperpento… Cuando publiqué mi primera novela, Chistera de duende, en 1990, algunos advirtieron la sombra de Valle ­Inclán, cuando mi propósito era escribir una novela chestertoniana. En algo debí de equivocarme.
PSS: Suele usar términos como fantasmagoría, quimera, milagro o espejismo para hablar de la realidad. Parece que entienda la realidad como algo frágil y poco fiable.
FBR: Es tal vez lo que decía Nabokov: que la palabra “realidad” habría que escribirla siempre entrecomillada. La realidad son realidades. Las realidades, a su vez, tal no sean otra cosa que interpretaciones privadas de un concepto tan convencional como difuso. La realidad es un patrón oscilante.
PSS: Hablemos de sus cuadernos de notas. Muchos de ellos están repletos de dibujos y collages. Otros escritores también solían adornar sus manuscritos con ilustraciones (Bécquer, Alberti o Lorca, por citar 3 ejemplos muy conocidos) ¿Es una manera de expresar lo que no se puede expresar con palabras o es un simple divertimento?
FBR: Un mero desahogo, supongo, mientras se me ocurre o se modula la frase que quiero anotar en ellos. Me gustaría saber dibujar, pero el caso es que no puede ser, de modo que recurro al collage.
_1PSS: Muchos de sus collages, recogidos en su libro Formulaciones
tautológicas (2010), me parecen una manera muy divertida de poner la realidad patas arriba, una especie de rebeldía lúdica.
FBR: Ese libro fue un experimento híbrido. Hice los collages y luego ideé unos relatos breves a partir de cada uno de ellos. Fue algo muy gozoso para mí. Es uno de los libros míos que prefiero, a pesar de que tiene apariencia de libro menor, de simple divertimento, cosa que está muy penalizada en nuestra cultura de signo penitencial.
PSS: Para terminar me gustaría saber su opinión sobre el ejercicio de lacrítica literaria. Yo tengo mis dudas sobre la necesidad de la misma paraentender la realidad literaria de un país o época.
FBR: Depende de qué crítico y de qué crítica, supongo. Si se refiere usted a nuestros comentaristas semanales de novedades literarias, es probable que no resulten demasiado imprescindibles para nada ni para nadie, salvo para ellos mismos, claro está. Ahora bien, si se refiere a los ensayos críticos que escribieron Cyril Connolly, Edmund Wilson,Octavio Paz, W.H. Auden, Eliot, Borges o Luis Cernuda, por poner sólo unos cuantos ejemplos, me gustaría pensar que la valoración no puede ser la misma.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s