Alemania está dividida…..todavía!


Por Stefanie Vogt.


 

Aunque suene poco creible hay algo que divide los Alemanes en dos pueblos diferentes. Es bastante trivial pero aun así representa valores intocables y una identidad: “Die Weißwurst”…la salchicha blanca.

El “ecuador de la salchicha blanca”, algunos lo dicen en broma, otros se lo toman muy en serio, es una linea inventada que separa Baviera (en el mapa: al sur a la derecha) del resto de Alemania. Va más o menos por donde se extiende la salchicha blanca de Munich, que representa la cultura gastronómica de Baviera. Hay opiniones diferentes sobre por donde va esta linea, los de Munich Munich, los muy cerrados, incluso dicen que pasa por un circulo a unos 100 km del centro de Munich, otros dicen que es el 49. grado de latitud. Esta muralla define la región dónde Baviera es más bávara, más bonita, mejor, es una frontera cultural que les sirve a la gente de allí para aumentar, idealizar hasta sentimentalizar (yo lo puedo decir que soy de allí) su identidad.

Se dice que la receta de la salchicha ya tiene más de 150 años y según las reglas la salchicha blanca no se pueden comer después de las 12 a mediodía. Los ingredientes son según la receta original: ternera, la carne de cabezas de ternera, corteza de cerdo, cebolla, perejil, un poco de limón, hielo, especie y un poco de agua. Solo en Munich se producen al año más de 75 millones de este manjar exquisito. Las salchichas blancas que se comen en el famoso “Hofbräuhaus” en un año forman una cadena de 20km.

Para prepararla debidamente se escalda unos 25 minutos a 70 grados. Después se sirve con Brez ́n (un tipo de pan en forma de un 8) y cerveza.

La forma más original de comer la salchicha puede parecer barbara, (hombre, estamos en Baviera), es chuparla literalmente: se coge la salchicha con la mano, se moja la punta en mostaza dulce (es imprecindible) y se mete unos 3 centimetros en la boca. Se muerde y se chupa la salchicha, sacando el relleno delicioso. Después se repite 3 a 4 veces hasta que solo quede pellejo.

Otra opción es cortar la salchicha de un lado por todo el largo, después se mete el cuchillo entre el relleno y el pellejo que se aguanta con el tenedor para pelar la con un giro de muñeca. Todo claro? Hay más opciones como el metodo de cortar cruzado, todo necesita una habilidad y mucho tacto. Pero la salchicha tampoco es cualquier salchicha.

Si visitáis Baviera lo importante es ponerlo en práctica, como sea, y intentar llegar hasta el relleno exquisito de la salchicha. Lo único que está totalmente prohibido es echarle sal, pimienta o incluso Ketchup.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s