LA PALOMA HERIDA, la lucha interna de una mujer

Por ROCÍO MEDINA RODRÍGUEZ.

A lo largo de la Historia de la Literatura, la figura de la mujer ha sido relegada a un segundo o tercer plano. Pocas mujeres escribían o han pasado a los manuales y libros de texto. Hemos sido un género que ha trabajado en la sombra. Durante siglos, una mujer no necesitaba saber leer ¿Cómo iba a convertirse en escritora? Pocas son las que figuran en el estrellato literario.

Por fortuna, en el siglo XIX las heroínas literarias, creadas tanto por hombres como por mujeres, comenzaron a ser personajes con fuerza, con empuje. La protagonista de La Paloma Herida recuerda a Ana Karenina, Madame Bovary o Ana Ozores. Ellas, y solo ellas, son el eje conductor en el que se centra la historia, basada en una poderosa lucha interior en la que se rebelan contra la sociedad o contra sus propias circunstancias.

En La Paloma Herida, Marta Nodal es una chica joven, que ve perder el sentido de su vida cuando descubre la infidelidad de su pareja. Despierta en un hospital psiquiátrico, tras haber tratado de suicidarse. El hecho de no lograrlo es lo peor que le puede suceder, pero la pondrá en la necesidad de tener que aprender a luchar, a vivir, a ser ella misma. Aunque incierto, ante Marta se abre un nuevo camino, el de la libertad interior.

A diferencia de las historias narradas por Flaubert o Clarín, ésta es relatada en primera persona por otra mujer: M. Palma Medina consigue profundizar en el alma de Marta Nodal desde un punto de vista femenino, íntimo, profundo.

La autora escribió esta novela con tan solo veintitrés años, curiosamente, una edad muy parecida a la de la protagonista. Y una historia demasiado desgarradora para alguien tan joven aún, de ahí que sorprenda todavía más en el lector la fuerza de esta obra, que se caracteriza más por una descripción psicológica de los personajes, a los que podemos reubicar en cualquier tiempo y lugar, que por una recreación ambiental.

cubierta-libro-paloma-heridaPor eso es curioso que M. Palma Medina, años más tarde, escribiese un relato titulado Solsticio de invierno, con el que obtuvo el primer premio en el concurso convocado por el artista madrileño José Luis López del Moral. Este relato sobre Ofelia, centrado en los sentimientos del personaje femenino de Hamlet, conmueve a cualquier lector que alguna vez haya sentido la desesperación, la ausencia de salida, de camino por el que seguir transitando. Ofelia encuentra la liberación a través de la muerte. La protagonista de La Paloma Herida la busca, pero al fallar en su intento de suicidio recibe una segunda oportunidad para entender la vida, para darse cuenta de que como ser humano y como mujer no necesita depender de nadie, y mucho menos de un hombre. Marta Nodal tendrá que reaprender a vivir, buscando las fuerzas para salir del abismo en su interior, por ella misma, a través de su crecimiento personal. La heroína literaria femenina del siglo XXI ha dado un giro: ya no muere de amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s