Reverie XX


 Por Rafael Ramírez Escoto.

(C. 1942, Budapest)

Bajó de aquel tren despeinada,
falta de sueño, mas resuelta,
una fría noche de octubre.
Un traje de estampados rojos,
una boca de diosa antigua
y los fúnebres ojos, sucios
de vicio y desmesura, herían.
Susurró en mi oído la clave:
una palabra sin sentido
que manaba de aquellos labios,
dulzona y espesa, como jugo
de una extraña rosa narcótica.
Le ofrecí mi brazo y sentí
el océano de su cuerpo;
y del andén nos alejamos
a toda prisa como adúlteros
que temen ser reconocidos.

birkenau-402324Rubios jóvenes de uniforme
con fusiles de asalto en ristre
vigilaban a los viandantes;
el aire olía a hierro y estrellas.
Tomamos el primer tranvía
y dejamos que nos perdiera
por un revoltijo de calles
antiguas, derruidas, hermosas;
el secreto viaje de dos
sombras que arriesgaban sus vidas
por una palabra imprecisa.
Teníamos una misión
que cumplir en los barrios pobres

de aquella ciudad que dormía
un sueño de fuego en el frío
corazón de la vieja Europa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s